Podemos construir una economía más fuerte, más sostenible y más competitiva si le agregamos valor a los recursos naturales y desarrollamos la industria de manufactura avanzada.